CICLISMO Sueño dorado
Gran recibimiento al Oro Sudamericano Alan Joel Celentano
Junto al rafaelino Yoel Vargas consiguió la medalla de Oro en Velocidad por equipos de los Juegos Odesur de Chile. Arribó este martes y fue objeto de un gran recibimiento. “Esto estaba solo en mis sueños” dijo con notoria timidez. Piensa en los Olímpicos.


“No tuve estrategias. Solo confiar en mi compañero y esperar su resultado”. Alan Celentano a ACCION5

 

 

“La humildad antecede todas las perfecciones”, dijo alguna vez el dramaturgo francés Marcel Aymé. Ninguna frase mejor aplicada para Alan Celentano, un pibe de barrio que empezó a correr en bicicleta por diversión y que a medida que fue creciendo se exigió en el esfuerzo hasta llegar a la chance concreta de competir a nivel sudamericano, con los Odesur de Chile, la antesala a los futuros Olímpicos. Para este chico de 16 años y 3 meses, competir en este tipo de torneos, y formando parte de la delegación argentina, era algo que hace poco solo figuraba en sus sueños. Es más, los resultados previos al “tiro final” no lo habían dejado nada conforme. Horas después pedaleó a la gloria.

 

Y junto al rafaelino Yoel Vargas consiguió la medalla de Oro en la disciplina Velocidad por equipos Masculina Única. En las eliminatorias quedaron atrás Ecuador, Venezuela, Colombia, Brasil (que ganó el bronce) y Chile (Plata). Celentano y Vargas conformaron una dupla imbatible, ganando la primera manga en 33”594, y luego bajando la marca en la serie Oro en 33”493. Superaron a Jacob Decar Zuñiga y Tomás Quiroz Martínez (CHI); y a Vinicius Gimaraes Da Cruz y Pedro Pereyra (BRA), en buena diferencia, lo cual acentuó el festejo hasta ese momento inesperado. En el medallero que ganó Brasil (152 medallas: 61 (O)/45 (P)/46 (B), Argentina fue tercera.

 

El segundo, Colombia acumuló 119 preseas (45 (O)/35 (P)/39 (B)), mientras que la Argentina trajo un total de 102 medallas (38 (O)/29 (P)/ 35 (B). Detrás quedaron Chile (88), Venezuela (74) y Ecuador (60). Los Odesur que inauguró el doble Oro Olímpico Nicolás Massú encendiendo el pebetero hace dos viernes reunieron a 1.300 deportistas de 14 países que compitieron en 20 deportes y 24 disciplinas. Fue la antesala de otras gigantes justas deportivas como los Olímpicos de Buenos Aires 2018 (octubre) y los Panamericanos de 2023 para los cuales está postulando Chile y que será ratificado en noviembre. Todo eso ya figura en la cabeza de Alan Celentano.

 

 

 

Celentano: “Esto estaba solo en mis sueños”

 

Apenas pasadas las 20, arribó el micro de Plusmar proveniente de Buenos Aires. Fue el primero en bajar y saludar a todos. Cabeza rapada (look Santiago Giorgini), brazos en alto, abrazos y periodismo al toque. No hubo tiempo (por un rato) de pensar en el partido contra Ecuador, en el que Argentina se jugaba la chance mundialista, ni mucho menos en enterarse que al minuto de juego Ecuador ya ganaba 1-0 cuando Ibarra aprovechó la quietud de la defensa argentina, combinó con Roberto Ordóñez y definió cruzado ante Sergio Romero. Hubiera sido empañar el momento de alegría de Celentano y sus allegados. Coronaron el momento cantidad de fotos, y clásico viaje en autobomba.

 

“No esperaba un recibimiento así. Estoy viviendo un momento inolvidable”, resumió con timidez aparente el chico del barrio Avenida, ante el enjambre de micrófonos y grabadores. Escudriñar como lo hizo entre sus acotadas palabras fue casi tan complicado como empatarle el partido a Ecuador en el mientras tanto. “No tuve estrategias. Solo confiar en mi compañero y esperar su resultado”, dijo. Contó además que no se tenía mucha confianza a partir de los registros previos de ese día, asique la chance de ganarla a Brasil y Chile, los candidatos, era solo eso. “Hasta la final no veníamos con buenos tiempos, asique me sorprendió la marca (33”493/100).

 

Sin embargo se logró y Alan junto a Yoel, sumaron otra presea a la delegación, algo que hasta ese momento, solo era un sueño: “Traer una medalla sudamericana estaba solo en mis sueños”, reconoció y hasta se animó a describir que “estar en el podio con esta medalla en el pecho es algo inexplicable. Se cruzan muchas cosas por la cabeza, uno lo asume mucho después, pero en el mientras tanto es solo disfrutar el momento”. Motivado por el logro, Alan ya planea trabajar por lo que viene: “tengo otros campeonatos, Argentinos de Pista, de Ruta, algún viaje, pero mi mente ya empieza a trabajar para los Olímpicos”, dice. Por ahora, descanso, disfrute y gloria. ¡Salud!

Galería de imágenes

Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
 

INFORME ESPECIAL
autor: REDACCION
fotos: ACCION5


Volver


Inicio | Categorías | Links | Historial | Contacto
SMB WEB Consulting