ESPECIAL El carnaval que no fue
Tekis: duras críticas por el show fallido y la final postergada
Tras la suspensión los técnicos no tuvieron tiempo para desarmar el escenario ni retirar los equipos, y la acción replicó en la postergación de las finales. Los finalistas quedaron molestos y el tema explotó en las redes sociales. El escenario, el sábado.


“Lamentablemente por las malas condiciones climáticas y por seguridad de asistentes, músicos y colaboradores nos vemos obligados a suspender la fecha de hoy y reprogramar para el 4 de enero”. Comunicado de Balcarce Solidario, el sábado 16 a las 20:11.

 

“La Liga Balcarceña de Fútbol determinó suspender la programación de divisiones infanto juveniles como también de Primera y Cuarta, que se iba a estar cumplimentando en la jornada de hoy en distintos escenarios, debido a la intensa lluvia registrada ayer.” Comunicado de la Liga Balcarceña, el domingo 17, a las 10:47.

 

 

 

 

Profundo malestar causó en las redes sociales la postergación de las finales del fútbol, a raíz de las inconveniencias, no solo climáticas sino también producidas tras el fallido recital de “Los Tekis” que finalmente no se llevó a cabo. Con el escenario montado en pleno campo de juego, sumado a las ocasionales butacas instaladas, los soportes técnicos correspondientes y la tardía decisión de postergar el festival por razones climáticas, los organizadores no hicieron tiempo de desarmar el escenario. Ante esto, y además de haber sido el domingo un día espléndido, soleado y muy apto para la práctica deportiva, se tomó la decisión unánime de suspender toda la jornada finalista.

 

Enseguida, el tema explotó en redes, con comentarios de bajo y grueso calibre crítico. Más notoria fue la opinión de los hinchas de los equipos de Primera, que esperaron más de 20 años para pelear por un campeonato que se les hubiera dado en el fallido contexto. Y tanto la Liga Balcarceña, como la Comisión del Estadio (co-organizadora del evento), fueron los principales blancos de queja, sindicándolos como responsables de la “mala decisión” (según posteó un escribiente) no solo hacia la puesta, sino sobre la tardía decisión de postergarlo: “Había alerta meteorológica anunciada y a las 3 de la tarde ya el cielo estaba negro (sic), ¿Por qué no lo postergaron antes?...” escribió N.R.E.

 

“Hay tormentas eléctricas, ¿Qué esperan para suspenderlo de una buena vez?”, posteó V.T; otro mensaje más futbolero argumentó: “Yo no digo que no realicen eventos porque el fútbol cuesta mucha plata, pero tuvieron todo el año y se les ocurre justo en fecha donde se define un campeonato...!!! Se acordaron tarde de realizar un evento...!!!”, puso D.A.S. “Cada cosa en su lugar y no para otro propósito”, concretó F.G. Otros cuestionaron el hecho de anteponer los intereses del show por sobre los del fútbol, que como es sabido, tiene como único ámbito autorizado al Estadio, ya que el mismo es el único que reúne todas las normas de seguridad correspondientes.

 

 

 

Programación anticipada que falló a último momento

 

Más allá de la molestia y los malestares reflejados en las redes, junto a las críticas adjuntas, hay que decir que la organización del show trabajó por su puesta en función a los tiempos de los artistas, pero que dicha programación no fue un capricho organizativo, que tenga que decaer en lo que sucedió, pues lo que pasó fue una combinación de sucesos que chocaron en un mismo punto, con resultados nefastos a saber: “Balcarce Solidario” tenía en mente a mediados de año hacer el show en diciembre porque la productora de “Los Tekis” estimó la fecha para esos días. Pero entre junio y diciembre el torneo se paró diez veces retrasando el curso normal.

 

El grupo solidario calculó que para la primera semana de diciembre, el “Oficial” quedaría terminado (como ocurrió en 2011 y en 2015) y decidió promocionar el show, justo antes de la resiembra del piso y la puesta en valor de otros sectores (palcos, cabinas, tribunas y baños). Pero el hecho de realizar algo no-futbolístico dentro del ámbito ya genera molestias en la comunidad futbolera y problemas a futuro. Ante esto, surge otra cuestión: ¿Por qué en el estadio y no en el Cerro o el teatro?: Según los organizadores, el estadio ofrece todas las comodidades y garantiza la venta de entradas, ya que no hay más accesos que los habilitados. Hay seguridad y mucho espacio.

 

El Anfiteatro del Cerro es el lugar más apto, pero dado a que cuenta con la mayoría de los accesos libres, la organización hubiera vendido muchas menos entradas (apenas las de las silla en el sector bajo del Anfiteatro. Otra opción hubiera sido el Teatro, pero ante la cantidad de ventas entradas hubiera sido chico el lugar y la gente que ganó entradas por sorteo se hubiera quedado sin show. De hacer más de una función hubiera sido un éxito, pero a los artistas no les convino programar más de un show, ya que todos colaboran con la causa benéfica del evento. Nunca se habló en la organización sobre la posibilidad de realizar el espectáculo en otro lugar que no sea el Estadio.  

 

 

 

Contra el tiempo no se puede

 

Jugar a desafiar al clima puede resultar peligroso y es algo que no se puede revertir. Tres días antes del evento, los satélites advertían que en la zona habría problemas climáticos: vientos, lluvias torrenciales y tormenta eléctrica. El error de la organización fue confirmar la puesta asegurando que “no se suspendería por lluvia”. El problema es que la lluvia siempre trae tormentas, y esas tormentas (mayormente en esta época), son eléctricas. Un campo abierto, con 22tn de equipos de hierro, metal, electricidad y cables, y ningún tipo de garantías, no es más que una bomba de tiempo de la cual cualquier espectador podría ser víctima. Sería un desastre.

 

 

 

“Nos vimos obligados a suspender”

 

A la organización, la Liga y la Municipalidad, no se les cuestionó tanto el hecho de realizar el show en la cancha (en principio se lo tildó como una locura), si se les criticó el hecho de “no pensar en la gente”, (como expuso LC en el face) ya que, aun faltando una hora para el show, con tormentas eléctricas, chaparrones y hasta una amenaza de tornado, no había una confirmación certera de la postergación. Recién a las 21.30 (después que lo anticipara ACCION5 a modo de primicia), “Balcarce solidario” posteó: “Lamentablemente por las malas condiciones climáticas y por seguridad de asistentes, músicos y colaboradores nos vimos obligados a suspender la fecha de hoy…”

 

En el texto, la agrupación confirmó el recital para el 4 de enero (cae jueves), pero tal vez no haya sonado oportuno mencionar que como en el predio estaba todo dispuesto, las ganas “hicieron que esperáramos hasta último momento para tomar esta decisión”. En nuestra humilde opinión, y con las amenazas climáticas reinantes con tormentas, refucilos, lluvia y ventarrones en ráfaga, y habida cuenta que ya existía el alerta desde las 11 de la mañana del sábado, no se tendría que esperar “hasta último momento para tomar esta decisión”. También creemos que la fecha del 4 de enero no se acordó de un momento para otro, sino que pudo ser parte de un plan (B) por si pasaba lo que pasó.

 

 

 

Sabia decisión ante un gobierno ausente

 

Que el show se haya postergado no significa que nunca más se haga, ya que los músicos están comprometidos con “Balcarce solidario” y la entidad más aún con la gente. De manera que la espera sigue por un show que abrirá la cartera de espectáculos en la temporada, los cuales sabido es, seguirán con la FNA26 (vendría Karina) y AcercARTE, entre otras variantes. Que se haga en el Estadio ya dejaría de ser polémico, porque en la mayoría fue aceptado y del arreglo se encargará la propia Comisión afecta sin que a la Liga le cueste un peso. Además saldrá ganando porque el show colaborará con la iluminación. Lo que no se podrá controlar es el clima y enero suele ser inestable.

 

El clima es como la familia, no se elige, sino que te toca. Y como tal, es impredecible. Llamó la atención que ningún inspector de Defensa Civil fue a para el show, o que algún estamento político lo haya hecho. Al secretario de Juventud (área Cultura) Sebastián Vidal, se lo vio más pendiente de la decisión de la organización que de tomar una determinación propia. Sin embargo, algún iluminado sugirió que la puesta no se haga, y a desarmar. Y los tiempos no dieron para dejar el lugar listo para las finales, motivo que enfureció a las parcialidades. Para colmo, y como una burla del destino, paró de llover apenas suspendido y al día siguiente estuvo soleado. ¿Un mensaje?...

 

Sea.

Galería de imágenes

Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
Ampliar
  

INFORME ESPECIAL
autor: REDACCION
fotos: (Gentileza): Drone Carlos Toloza


Volver



Inicio | Categorías | Links | Historial | Contacto
SMB WEB Consulting